Saltar al contenido

Tipos de grietas en edificaciones

junio 23, 2021
Tipos de grietas

Son muchas las causas que originan una grieta en edificaciones de concreto armado o mampostería (muros, cimientos, losas y columnas). Las grietas son producidas debido a un mal proceso constructivo y una pésima supervisión, por lo tanto, el cuidado de las estructuras en la etapa inicial de la construcción pueden ayudar a evitar problemas que requieran un gran mantenimiento a futuro.

Existen grietas estructurales y no estructurales, pero todas ellas son una clara advertencia sobre algún problema con la estructura.

Grietas no estructurales

Las grietas no estructurales son menos «agresivas» y no representan una amenaza a la integridad estructural de los edificios. Por lo general, son un signo de envejecimiento debido al cambio en el contenido de la humedad, las condiciones térmicas y climáticas con el tiempo.

Hay otros factores que causan grietas no estructurales, como daños por fluencia, vegetación, cimientos móviles, asentamientos y presión hidrostática. Pueden ocurrir en cualquier parte de la base cuando por acción del un terreno débil se originan huecos o aberturas.

Suelen ser grietas finas o fisuras de menos de 2 mm (milímetros); sin embargo, las grietas no estructurales deben monitorearse y tratarse a tiempo, ya que en un futuro pueden convertirse en grietas estructurales cuando el agua llega a filtrar y deteriorar el concreto por su interior, ensanchando las grietas.

Grietas estructurales

Las grietas estructurales son más «truculentas» y son aquellas que amenazan la integridad estructural del edificio.

A menudo son causados por un diseño incorrecto, edificios construidos en terrenos con poca capacidad admisible, presencias de químicos que afecten el concreto, sobrecarga (carga viva) y asentamiento diferencial.

Por lo general, se acompañan de problemas como puertas o ventanas atascadas, puertas inclinadas y pisos inclinados.

Generalmente, las grietas estructurales son más anchas de 2 mm (milímetros), pueden ser grietas horizontales, o a lo largo de las paredes, grietas verticales, grietas diagonales o grietas escalonadas o de paso. Pueden emerger en muros de cimentación, vigas, losas y columnas, hasta incluso extenderse a los niveles superiores del edificio.

También te puede interesar: Problemas comunes de un mal vaciado del concreto y cómo evitarlos – PATOLOGÍAS 

Tipos de grietas

1. Grietas por contracción

Cuando el concreto todavía está en su estado plástico (antes de fraguar), este contiene agua y cuando el agua abandona la losa, deja grandes «huecos» entre las partículas sólidas.

Estos espacios vacíos hacen que el concreto sea «débil» y más propenso a agrietarse, a este tipo de grietas se las denomina «agrietamiento por contracción plástica».

Si bien las grietas por contracción pueden ocurrir en cualquier zona de las paredes o losa, casi siempre ocurren en esquinas reentrantes o en objetos circulares (tuberías, instalaciones sanitarias, pozos de registro, etc).

2. Grietas por expansión

Al igual que un globo, el calor hace que el concreto se expanda, y este al expandirse, empuja cualquier cosa que se le atraviese en el camino, produciendo que cuando ninguno de los dos (el concreto y lo que se le atraviese) tiene la capacidad para flexionarse, la fuerza de expansión puede ser suficiente para hacer que el concreto se agriete.

3. Por levantamiento

Cuando el suelo se congela por bajas temperaturas, a veces puede elevarse varios centímetros antes de descongelarse y asentarse nuevamente. Este movimiento del suelo provocado por el ciclo de congelación y descongelación es un factor enrome que contribuye al agrietamiento del concreto. Si la losa no puede moverse libremente con el suelo, la losa se agrietará.

4. Por asentamiento

Ocurren típicamente en situaciones en las que se crea un vacío en el suelo debajo de la superficie del concreto. Por lo que la debilidad estructural del suelo subyacente puede provocar el asentamiento de grietas.

5. Por sobrecarga de la losa

Si bien sabe que el concreto es un material muy resistente frente a cargas en compresión y en menor medida a tracción, este tiene sus límites. Colocar cantidades de peso excesivas que van más allá de la resistencia de diseño, este generará grietas por la falla de su propia resistencia frente a cargas o solicitaciones excesivas.

6. Provocadas por un secado prematuro

Cuando una losa de concreto pierde humedad rápidamente, puede provocar grietas. Esto pasa a menudo cuando no se «cura» correctamente luego del vaciado de concreto ya que este al fraguar empieza a «quemarse», estas grietas se asemejan a una telaraña. Si bien son antiestéticas, no son un problema estructural.

Conclusión

La presencia de grietas en las estructuras son algo «común»; sin embargo, existen varias soluciones parar reparar grietas estructurales como sellado, método de inyección epoxi, costura, perforación y taponamiento.

Este tipo de reparaciones conlleva a un gasto considerable, por lo que es necesario tener en claro el tipo y la naturaleza de las grietas, y en base a esto, se pueda seleccionar la reparación correcta.

Asimismo, siempre recomendamos consultar con un ingeniero o experto en el sector para identificar las causas de estas de manera técnica, y con ello encontrar la mejor opción para ahorrar: Dinero, tiempo y energía.

¡No te olvides de seguirme en las redes sociales!

Si deseas adquirir cursos de ingeniería civil (más de 39 temas), puedes contactarme dando clic al botón verde de abajo