Saltar al contenido

Las primeras ingenieras civiles de la historia – Parte I

enero 27, 2023
Miniatura primeras ingenieras civiles

Si bien no es fácil determinar quien debe ser considerada la primera ingeniera civil de la historia, debido a las diferentes titulaciones que existían y existen en cada país. Además a que algunas de ellas ejercían competencias propias de la ingeniería civil pero no tenían un título como tal.

Por lo expuesto, haré un breve resumen de las mujeres mas influyentes en la profesión de ingeniería civi.

1. Sarah Guppy (1770 – 1852)

Sarah Guppy fue una inventora inglesa que contribuyó al diseño del puente colgante de Clifton en Bristol y muchos otros proyectos y productos. Vivió entre 1770 y 1852.

Sarah Guppy
Sarah Guppy

Durante este período, las mujeres no podían tener propiedad en su propio nombre y debido a que las patentes se consideraban propiedad intelectual, todo lo que ella diseñara no se clasificaría como su trabajo. A pesar de esto, continuó y patentó “Nuevo modo de construir y erigir puentes y vías férreas sin arcos”. Esto fue SIETE años antes de que Thomas Telford comenzara a trabajar en el puente colgante de Clifton.

puente colgante de Clifton
Puente colgante de Clifton

Cuando comenzó a trabajar en el puente, Sarah le permitió a Telford usar su diseño de forma gratuita; sin embargo, no hay evidencia de que los hombres que comenzaron el proyecto reconocieran su invención.

Sin embargo, esto no la detuvo, solicitó 10 patentes, obtuvo un contrato con la Royal Navy por un valor de alrededor de £ 40,000 por su invención para evitar que se formen percebes en el casco de los barcos.

2. Emily Warren Roebling (1843 – 1903)

Cuando se completó el puente de Brooklyn después de catorce años de construcción en 1883, Emily Warren Roebling, la «mujer que salvó el puente de Brooklyn», fue la primera en cruzarlo en carruaje, llevando un gallo vivo en su regazo como señal de victoria.

Emily Warren Roebling
Sarah guppy

Al comienzo de su construcción, el esposo de Roebling, Washington, el ingeniero jefe a cargo de la construcción del puente, quedó gravemente debilitado y postrado en cama debido a la enfermedad por descompresión. Emily Roebling intervino y, durante más de una década, supervisó la finalización de una de las mayores hazañas arquitectónicas del siglo XIX: Hacer historia al convertirse en la primera ingeniera de campo en el proceso.

Emily Warren nació en Cold Spring, Nueva York, el 23 de septiembre de 1843. Cuando era adolescente, asistió a la Academia de la Visitación de Georgetown en Washington, DC, donde estudió historia, astronomía y álgebra, entre otras materias, además de costura y limpieza.

En 1864, conoció a su futuro esposo, Washington, quien se desempeñaba como oficial de ingeniería en el personal de su hermano, el general G.K. Warren, durante la Guerra Civil.

Washington era hijo de John Roebling, un eminente ingeniero civil germano-estadounidense que estaba en el proceso de diseñar lo que él llamó «el puente más grande que existe»: el futuro Puente de Brooklyn. La pareja se casó en 1865 y los recién casados pronto partieron hacia Europa para estudiar los cajones, las estructuras herméticas llenas de aire comprimido que permitirían a los trabajadores excavar bajo el East River y plantar los cimientos del puente.

3. Elizabet Bragg (1858 – 1929)

Podría decirse que Elizabeth Bragg Cumming fue la primera mujer en recibir un título en ingeniería de una universidad estadounidense.

Elizabet Bragg
Elizabet Bragg

Nació en una familia rica en San Francisco, California en 1858. Elizabeth era extremadamente buena en matemáticas. Fue a la escuela preparatoria adjunta a la Universidad de California en Berkeley. Y una vez que terminó la escuela secundaria allí, se fue directamente a la ingeniería civil.

No le prestó atención a las personas que pensaban que no pertenecía allí porque era mujer, y se graduó en 1876 de la Facultad de Ingeniería Civil con su tesis de grado «Una solución a un problema peculiar de la topografía». Después de graduarse, se convirtió en maestra hasta su matrimonio, momento en el que se retiró de la enseñanza y se convirtió en madre y ama de casa a tiempo completo hasta 1929, cuando falleció a los 71 años de edad.

4. Elmina Wilson (1870 – 1918)

Elmina Wilson nació en Iowa en 1870 y fue la primera mujer en Estados Unidos en graduarse, con un título de cuatro años en ingeniería civil, de la Universidad Estatal de Iowa en 1892.

Elmina Wilson
Elmina Wilson

Sorprendentemente, su hermana Alda se graduó al mismo tiempo de la carrera de tres años, grado en la misma materia. Mientras Alda se dedicó al campo de la arquitectura, Elmina se convirtió en ingeniera civil y estructural, siendo su primer trabajo como asistente en los gabinetes de dibujo de la escuela. 

Fue ascendida a instructora en 1893 y en 1895, colaboró ​​en un proyecto con el profesor Anson Marston, en el diseño de la primera torre de agua de acero elevada que se construiría al oeste del Mississippi, ahora conocida como Marston Water Tower, y se completó en 1897.

Después de un año sabático para estudiar prácticas de ingeniería en Europa, consiguió un trabajo en James E. Brooks Company, donde su primer trabajo fue en Essex Structural Steel Works en Bloomfield, Nueva Jersey. 

En 1907 Elmina se incorporó a la prestigiosa firma de ingeniería Purdy and Henderson, pioneras en el diseño de rascacielos, donde comenzó a trabajar en el New York Flatiron Building y más tarde en la Met Life Tower. Las dos hermanas también trabajaron juntas en algunos diseños arquitectónicos, incluida la Casa Helmich, en Gatlinburg, Tennessee.

Aunque murió muy joven (48), a una edad en la que se podría haber considerado que estaba al comienzo de un trabajo más importante, se la considera la «Primera dama de la ingeniería estructural estadounidense».

5. Nora Stanton (1883 – 1971)

Nora Stanton nació en Basingstoke, Inglaterra, el 30 de septiembre de 1883. Su familia se mudó a Nueva York cuando ella era una niña. Nora Stanton Barney fue la primera mujer en recibir un título de ingeniería civil de la Universidad de Cornell en 1905.

Nora Stanton
Nora Stanton

En el mismo año, fue elegida como la primera mujer miembro junior de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles (ASCE). Mostró al mundo cómo era el empoderamiento de la mujer en la era en la que se daba preferencia a los hombres en todo, especialmente en el campo de la ingeniería. 

Nora Stanton Blatch allanó el camino para las mujeres en muchas áreas, no solo en la ingeniería. Lo que inicialmente vimos como un revés ahora se ha convertido en una oportunidad para aprender y crecer. Muchas otras figuras femeninas se han inspirado en su determinación y actitud positiva para seguir sus sueños.

Si bien la educación formal para las mujeres estadounidenses a principios del siglo XX aún era poco común, Nora Stanton Barney fue aún más lejos al seguir una carrera de ingeniería, trabajando para la Junta de Abastecimiento de Agua de la Ciudad de Nueva York y American Bridge Company. Participó activamente en la campaña por el sufragio femenino además de su bullicioso trabajo. Estaba casada con Lee De Forest, el inventor del tubo de vacío de radio.


También te puede interesar: Los mejores ingenieros civiles de la historia


¡No te olvides de visitar mis redes sociales!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *